Javier Milei anuncia sesiones extraordinarias para reformas clave antes de asumir.

El futuro presidente Javier Milei confirmó antes de su partida a Estados Unidos la convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso, un paso crucial para debatir reformas y leyes fundamentales para el inicio de su gobierno. Esta noticia llega mientras sus principales colaboradores negocian con urgencia la configuración de un nuevo equilibrio de poder en ambas cámaras y la designación de sus conducciones políticas.

Milei, junto a su comitiva, partirá hacia Nueva York y Washington, conformada por su hermana Karina, el próximo jefe de Gabinete Nicolás Posse, el asesor Santiago Caputo, el empresario Gerardo Werthein (posible embajador en EE. UU.) y una figura clave, Luis “Toto” Caputo, a quien el futuro presidente considera “el mayor experto financiero de la Argentina”. Este viaje marca su primera incursión como mandatario electo para reunirse con líderes políticos y económicos estadounidenses.

En declaraciones desde el Hotel Libertador, Milei anunció la convocatoria a sesiones extraordinarias para el 11 de diciembre, fecha en la que se introducirá un amplio paquete de leyes que abarcarán reformas del Estado y diversas regulaciones asociadas. Esta medida busca evitar esperar hasta marzo para abordar los desafíos económicos, ya que el próximo mes se prevé una disminución en la demanda de dinero.

Aunque no reveló el contenido específico de este paquete legislativo, se sugiere que no consistirá en un único texto abarcador de todas las medidas necesarias para el inicio de su gobierno. Ante especulaciones previas sobre el envío de un proyecto único o varios textos separados, esta decisión aclara el panorama.

Sin embargo, siguen pendientes cuestiones de relevancia institucional y política, como la conformación y autoridades de cada Cámara. Aún no se ha definido quiénes presidirán el Senado ni la Cámara de Diputados, aspectos cruciales en la sucesión presidencial después de la vice Victoria Villarruel.

El futuro presidente señaló la importancia de buscar un equilibrio político para que las leyes sean aprobadas. Enfocado en los desafíos económicos, Milei destacó su prioridad en evitar la hiperinflación y su intención de implementar un plan de shock para ordenar las cuentas públicas y solucionar problemas financieros del Banco Central.

Sin embargo, este orden económico depende de una estructuración política que aún está en proceso. La conformación del gabinete, el Congreso y la articulación con sectores de la oposición son aspectos cruciales que influirán en la implementación de estas medidas.

El vínculo entre Milei y figuras del pasado gobierno, como Florencio Randazzo o Cristian Ritondo, está sujeto a un acuerdo macro con el peronismo no alineado. Milei ha expresado su independencia en la toma de decisiones respecto a la inclusión de figuras en su equipo de trabajo, dejando claro que convocará a quienes considere los mejores, sin imposiciones de terceros.

La relación con gobernadores, quienes están preocupados por la falta de fondos para el pago de obligaciones, también será fundamental en el Congreso. Estos líderes provinciales tienen peso en ambas cámaras y podrían influir en el proceso legislativo.

La incertidumbre persiste en la Cámara baja en cuanto a la representación, aunque Milei ha mostrado preferencias y abierto la posibilidad de considerar nombres como Martín Menem u Oscar Zago. El ministro del Interior designado, Guillermo Francos, jugará un rol clave en la configuración de estos escenarios políticos.

El futuro presidente deja en claro su autonomía en la selección de colaboradores y su determinación en alcanzar el equilibrio político necesario para impulsar sus propuestas. La configuración del Congreso y la relación con sectores clave marcarán el rumbo de su gobierno desde su inicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *