Otro récord para Lionel Messi: anotó a los 79 segundos del amistoso ante Australia y marcó el gol más rápido de su carrera

El capitán del seleccionado argentino rompió el cero en el amistoso en Beijing con un fantástico tanto

No hubo casi tiempo de acomodarse en el Estadio de los Trabajadores de China, donde Lionel Messi quebró el cero en el tanteador del amistoso que disputaron Argentina y Australia con un verdadero golazo. El número 10 albiceleste recibió la pelota donde más le gusta, en los alrededores del área grande, tras una buena recuperación ofensiva y cesión de Enzo Fernández. El capitán amagó, se sacó un hombre de encima y burló otras dos marcas con una rosca deliciosa que se clavó en el ángulo de la valla del arquero Mat Ryan.

Con este tanto, la Pulga llegó a los 103 goles con la camiseta celeste y blanca en 174 compromisos. Además, repartió 54 asistencias a lo largo de toda su trayectoria con el conjunto nacional. El rosarino batió un récord propio: hizo el tanto más rápido de toda su carrera (festejó 807 en total). Con el que anotó al 1′ 19′’ ante los australianos, superó al de Barcelona contra Chelsea en 2018 (2′ 06′’) y el que le convirtió a Nigeria en el Mundial 2014 (2′ 46′’) según los datos del estadista Silvio Maverino. Atrás quedaron los que les hizo al minuto 6 en un amistoso ante Suiza (2006) y por Eliminatorias Sudamericanas a Uruguay (2008), al igual que el del minuto 7 en el amistoso contra Estonia (2022).

El arranque de Messi fue realmente fulgurante, al punto tal de que tuvo un par de intervenciones que pudieron significar la ampliación del scorte al conjunto dirigido por Lionel Scaloni. Al minuto 4 armó una buena maniobra personal que derivó en la cesión para Alexis Mac Allister justo cuando era apareado por un defensor. El flamante refuerzo del Liverpool de Inglaterra no pudo marcar el segundo.

A los 8′ Leo recibió nuevamente en la medialuna del área pero esta vez fue bloqueado de inmediato por varios futbolistas oceánicos, entonces dio marcha atrás, buscó el espacio con paciencia y empaló el balón para un compañero sin que el ataque prospere. Pescó el rebote y descargó para Ángel Di María, que profundizó para él por bajo: Messi recibió en posición de remate, aunque sin tanto ángulo, y su derechazo quedó en el lateral de la red.

Pasaron algunos instantes antes de que volviera a intervenir de manera concreta. A los 35′ envió un pase milimétrico en profundidad para Mac Allister, que por poco no llegó a controlar para quedar mano a mano con el arquero australiano, que achicó bien. Y un par de minutos después fue asistido por Di María, pero su vaselina se fue unos centímetros por encima del travesaño. Era el segundo. Así y todo, se llevó la ovación del público oriental.

La primera que tuvo en el complemento -llamativamente- fue de cabeza. El 10 pisó el área y a la carrera conectó un centro desde la derecha de Di María, pero halló bien ubicado a Mat Ryan. A los 19′ de la etapa final generó una infracción en las afueras de la medialuna del área grande y él mismo ejecutó con borde interno intentando que el esférico vaya por afuera de la barrera, pero se desvió y fue al córner.

Messi también participó en el segundo tanto anotado por Germán Pezzella de cabeza. Fue eje de la maniobra de distracción junto a Rodrigo De Paul, que finalmente ejecutó el centro que derivó en el tanto del defensor. A los 25′ recibió del Motorcito dentro del área, amagó y cedió para Julián Álvarez, que llegó a definir y no pudo batir al golero. Si bien su pase en profundidad para Alejandro Garnacho no derivó en jugada de gol, Messi armó un show al minuto 33 cuando se sacó tres marcas de encima en mitad de cancha antes de abrir la pelota para el delantero del Manchester United. Ni decidido a tomarlo y cometerle falta pudo frenarlo su marcador.

En la previa, la TV Pública emitió un adelanto de lo que será el capítulo de la serie “Llave a la Eternidad” dedicado a Messi con declaraciones contundentes del astro que acaba de acordar su vínculo con Inter de Miami: “Lo disfruté mucho, como no me había pasado antes. Sabía que podía ser el último mundial. Siendo sinceros, si no era campeón del mundo no estaría más en la SelecciónHoy siendo campeón del mundo no puedo dejar la selección, y tengo que disfrutar de todo esto. Era como que lo disfrutaba y tenía una tranquilidad y confianza enorme en el grupo”.

argentina banco central Boca Bullrich CABA Campaña Carlos Melconian Copa de la Liga Copa Libertadores Dólar Economía elecciones En vivo FMI futbol Ganancias gobierno Independiente Inter Javier Milei Juntos por el Cambio JxC La Libertad Avanza larreta Lionel Messi massa Mauricio Macri Medidas messi Miami milei mundial Octubre Patricia Bullrich PRO Proyecto psg Racing Resultados river Santa Fe Schiaretti Sergio Massa Unión por la Patria Washington

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *