La Libertad Avanza: El puzzle del liderazgo legislativo y las estrategias de Milei.

En medio de la gira de Javier Milei por Washington y la definición pendiente del Gabinete de La Libertad Avanza, los legisladores libertarios mantuvieron una reunión con Guillermo Francos y la vicepresidenta electa Victoria Villarruel para iniciar la organización del trabajo legislativo desde el 10 de diciembre.

Francos, confirmó la convocatoria a sesiones extraordinarias para la aprobación de leyes económicas a principios de año, buscando un consenso y respaldo máximo. Sin embargo, persiste la incertidumbre sobre quién presidirá la Cámara de Diputados, generando tensiones con los aliados del PRO. Milei muestra preferencia por Randazzo, mientras Macri respalda a Ritondo, congelando las conversaciones sobre el resto del equipo hasta resolver este punto.

Los diputados libertarios expresaron su deseo de que un miembro propio lidere la Cámara, pero reconocen su situación de minoría, lo que probablemente lleve a Milei a elegir entre las figuras que puedan garantizar más apoyos. La resolución de esta cuestión se espera en las próximas 72 horas, tras el regreso de Milei y una reunión con Macri. Si la presidencia queda entre Ritondo o Randazzo, Oscar Zago, Marcela Pagano y Martín Menem son nombres que buscan liderar el bloque La Libertad Avanza.

Además, Francos reveló detalles sobre la próxima “ley ómnibus”, a ser enviada a Diputados luego de la asunción de Milei. Los legisladores aún no están involucrados en estos proyectos, dejando la tarea en manos de los equipos técnicos del bloque.

Los senadores eligieron a Bartolomé Abdala como jefe de bloque, quien cuenta con experiencia y afinidad con Villarruel. El empresario Ezequiel Atauche quedó en el camino.

El Congreso será un terreno crucial en los próximos meses, donde se definirá el destino del nuevo gobierno. Las reformas estructurales anunciadas por Milei, como privatizaciones o dolarización, deben pasar por ambas Cámaras, y la alternativa de gobernar por decreto se vislumbra como riesgosa y políticamente desgastante para el nuevo Presidente, quien buscará resultados rápidos para mantener el apoyo del cambiante electorado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *