Inter Miami: Avance a otra final, tras una victoria sobre Cincinnati.

Los argentinos Tomás Avilés y Facundo Farías hicieron su debut en el campo, uno desde el inicio y el otro ingresando en la segunda mitad. Lionel Messi una vez más demostró su destreza. En un partido épico en el que estaban perdiendo 2-1 hasta el último minuto del segundo tiempo, y que terminó empatado 3-3 en el alargue, el Inter Miami venció a Cincinnati 5-4 en la tanda de penales en un enfrentamiento de visitante. Este resultado les permitió asegurarse un lugar en la final de la Copa U.S. Open, programada para el 27 de septiembre, donde se enfrentarán al ganador entre Houston Dynamo y Real Salt Lake. En este partido, los argentinos Tomás Avilés y Facundo Farías hicieron su debut con el primero jugando durante 78 minutos y el segundo ingresando en el minuto 13 del segundo tiempo, donde anotó un penal crucial en la serie de penales.

Aunque Messi no tuvo una actuación particularmente inspirada, logró ser influyente con algunas acciones destacadas. Un tiro libre suyo a los 23 minutos del segundo tiempo resultó en el gol del descuento, anotado de cabeza por Leonardo Campana, y otro centro suyo en el séptimo minuto de los ocho minutos adicionales permitió a Campana anotar un empate de cabeza que pareció casi milagroso.

En la tanda de penales, Messi convirtió el primer gol para su equipo, y el arquero Drake Callender fue clave al detener el tiro de Nick Hagglund. Benjamin Cremaschi, hijo de argentinos nacido en Estados Unidos, anotó un gol decisivo que permitió al Inter Miami avanzar a su segunda final consecutiva, después de ganar la Leagues Cup el sábado anterior.

Durante el juego, Cincinnati, líder actual de la MLS, mostró superioridad sobre el equipo de Gerardo Martino, que a pesar de realizar algunos cambios, parecía afectado por la acumulación de partidos, mostrándose lento y con escasas ideas en ataque. A pesar de estar ganando 2-0 con goles de Luciano Acosta, exjugador de Boca Juniors, y Brandon Vázquez, Cincinnati no pudo mantener la ventaja y terminó sufriendo ante los centros de Messi y los cabezazos de Campana.

Aunque el Inter logró dar vuelta el marcador y ponerse 3-2 a los 3 minutos del primer tiempo extra gracias a un gol de Josef Martínez, el venezolano, Cincinnati logró empatar 3-3 en el minuto 113 gracias a un gol del japonés Yuya Kubo. Finalmente, el Inter Miami aguantó hasta el final y ganó en la tanda de penales por tercera vez consecutiva. La llegada de Messi ha conferido al equipo un carácter que previamente no tenía y en septiembre buscará ganar la U.S Open Cup.

La final de la U.S. Open Cup está programada para el 27 de septiembre, con detalles de horario y sede aún por definir. El oponente ya está confirmado, ya que Houston Dynamo venció a Real Salt Lake 3-1 en la misma jornada para asegurar su lugar en el partido decisivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *