Femicidio: La enterró bajo el piso del baño

El cuerpo fue localizado por perros rastreadores de la Policía. Creen que la golpeó en la cabeza y luego la enterró.

Una mujer de 39 años que estaba desaparecida desde el 31 de mayo fue encontrada asesinada y enterrada en un baño de una obra en construcción de la casa que compartía con su pareja, que fue detenida como presunto autor de femicidio, en el partido bonaerense de Pilar, informaron fuentes judiciales y policiales.

La víctima, identificada por los voceros como Raquel Verónica Ibarrola (39), fue encontrada cerca de las 23 de este lunes por perros de la policía enterrada en la casa situada en Salguero 2414 del barrio Luchetti de Villa Rosa, lugar que compartía con su pareja.

La denuncia de la desaparición de lbarrola había sido realizada el pasado domingo por su madre, en la comisaría 6° de Villa Rosa, lo que dio inicio a la búsqueda policial, ordenada por el fiscal Gonzalo Acosta, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción de Delitos Conexos a la Trata de Personas de San Isidro.

Investigadores de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro y de la comisaría de Villa Rosa llegaron al domicilio que la mujer -madre de tres hijos- compartía con su pareja, un hombre al que había conocido hace aproximadamente medio año, identificado como Matías Ezequiel Lemes (29).

Voceros judiciales indicaron a Télam que los investigadores trabajaron con diferentes hipótesis, entre ellas, la que tenía a Lemes como sospechoso, quien como testigo, le dijo a la policía que habían discutido y que la mujer se había ido del hogar.

El fiscal Acosta mandó a investigar los movimientos de su tarjeta SUBE y pidió información en la Anses por si percibía y tenía tarjeta de Asignación Universal por Hijo (AUH), entre otras medidas dispuestas por protocolo.

Una de las dificultades era que Ibarrola actualmente estaba sin celular, porque lo tenía roto, y eso dificultó la búsqueda para intentar localizarla, confió uno de los investigadores que contó que lo mismo sucedía con su pareja, Lemes, quien no usaba un equipo de telefonía móvil.

“A partir de una serie de inconsistencias en sus dichos, decidimos inspeccionar a fondo la propiedad. Fuimos con la División Canes y encontramos el cadáver”, dijo una fuente judicial.

Con los perros entrenados para detectar rastros humanos, los investigadores encontraron un sector de tierra removida en el domicilio y al excavar en la parte trasera de la casa, donde se estaba construyendo un baño, hallaron el cuerpo de Ibarrola, asesinada de un golpe contundente en la cabeza.

“Estaba enterrada a un metro de profundidad aproximadamente. En un pozo que aparentaba que iba a ser un baño en una casilla en construcción. Los forenses detectaron traumatismos en el cráneo que podrían haber sido provocados a palazos o mazazos, pero no hallamos ninguna herramienta de esas en la casa”, dijo uno de los investigadores judiciales de la causa.

La misma fuente indicó que “también había ropa enterrada en bolsas, como para simular que se había ido con parte de sus cosas”.

Si bien se aguardaba que se realizara en la morgue de San Fernando la operación de autopsia que confirme las causas, la mecánica y la data de la muerte, en el lugar, los forenses mencionaron que llevaba “más de 72 horas” de fallecida, por lo que se cree que pudo ser asesinada el mismo miércoles que desapareció.

Tras el hallazgo del cadáver, Lemes quedó detenido a disposición judicial, acusado de “homicidio doblemente calificado por el vínculo y por haber sido cometido mediando violencia de género”.

Al tratarse de un femicidio, el fiscal Acosta, cuya UFI se dedica a la investigación de todas las causas de averiguación de paradero del departamento judicial, convocó y derivó el expediente a su colega Manuel Cayuela de la UFI de Violencia de Género de Pilar.

A primera hora de esta tarde, el imputado fue indagado por el fiscal Cayuela pero se negó a declarar y continuará detenido, informaron fuentes judiciales.

Los fiscales dispusieron también que la familia de la víctima reciba contención por parte de los profesionales del Área de Emergencia Psico-Social y referentes de la Dirección de Política de Género de la Municipalidad Pilar.

Los voceros aclararon que, en el ámbito de la justicia penal, no encontraron ninguna denuncia previa de Ibarrola contra el ahora detenido, aunque sí había denuncias de ella contra alguna otra expareja.

Liliana, una amiga de la víctima, contó que “Matías era muy violento con Verónica” y que ella “lo que quería abandonar definitivamente”.

“Yo la busqué varias veces en la casa donde vivía mi amiga con Matías. La madre nunca nos dejaba entrar para buscarla y decía que su hijo no sabía nada de ella y no estaba en la casa. Ella y él estaban con una relación de siete meses y era una relación muy conflictiva”, agregó la mujer.

“Le pegaba piñas y patadas cuando se enojaba y todo era por celos. Para nosotros ella estaba secuestrada por Matías porque ella lo quería abandonar definitivamente”, señaló Liliana, quien finalmente reclamó que se haga “justicia” por su amiga.

argentina banco central Boca Bullrich CABA Campaña Carlos Melconian Copa de la Liga Copa Libertadores Dólar Economía elecciones En vivo FMI futbol Ganancias gobierno Independiente Inter Javier Milei Juntos por el Cambio JxC La Libertad Avanza larreta Lionel Messi massa Mauricio Macri Medidas messi Miami milei mundial Octubre Patricia Bullrich PRO Proyecto psg Racing Resultados river Santa Fe Schiaretti Sergio Massa Unión por la Patria Washington

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *