El Uruguay de Bielsa perdió 2-1 ante Ecuador por las Eliminatorias, en Quito.

El equipo dirigido por Marcelo Bielsa en Uruguay sufrió una derrota por 2-1 frente a Ecuador en el estadio Rodrigo Paz Delgado, que se encuentra a una altitud de 2.850 metros sobre el nivel del mar en la ciudad de Quito. Este partido formaba parte de la segunda jornada de las Eliminatorias Sudamericanas.

Agustín Canobbio abrió el marcador a favor de Uruguay, pero el equipo ecuatoriano logró darle la vuelta al marcador con dos goles anotados por el defensor Félix Torres, uno en cada tiempo del partido.

El enfrentamiento comenzó equilibrado, con ambos equipos mostrando un alto grado de respeto mutuo. Ecuador amenazó con una jugada que comenzó por el lado derecho, dirigida por Estupiñán, y terminó en un potente disparo de Preciado, que el arquero Rochet logró despejar de manera impresionante.

Cuando el equipo de Marcelo Bielsa estaba teniendo dificultades, Araujo logró desequilibrar con una excelente jugada por la banda izquierda y habilitó a Canobbio, quien dentro del área marcó un impresionante gol después de un giro magistral.

Ecuador, herido en su orgullo, salió con determinación para igualar el marcador antes del descanso, y lo logró gracias a un tiro de esquina ejecutado por Corozo, que Torres remató de cabeza y envió al fondo de la red.

Al regresar del vestuario, el equipo ecuatoriano tuvo una oportunidad inmejorable para tomar la delantera en el marcador después de que Nández derribara a Estupiñán dentro del área. Sin embargo, Valencia desperdició el penal al enviar el balón fuera de la portería. Uruguay respiró aliviado en la altitud de Quito, pero su tranquilidad fue efímera.

Caicedo estaba inspirado por la banda izquierda y con una acción individual superó la línea defensiva uruguaya. Nuevamente, Torres, en posición de ataque, anotó su segundo gol del partido para poner a Ecuador en ventaja. Con esta victoria, Ecuador sumó sus primeras tres unidades y se mostró confiado de cara a su próximo partido contra Bolivia en la altitud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *