Bullrich se moviliza para atraer a los votantes que no participaron en las PASO: perfil y enfoque del estratega detrás de su estrategia electoral.

Patricia Bullrich no es entusiasta del coaching electoral y siente aversión por seguir una estructura rígida que controle sus movimientos políticos. Esto choca con su estilo natural. Sin embargo, demuestra disposición para escuchar, leer y recibir asesoramiento. Esta actitud se ha acentuado desde las elecciones primarias del 13 de agosto, donde emergió como la vencedora en la interna frente a Horacio Rodríguez Larreta, consolidando su posición como la candidata presidencial de Juntos por el Cambio (JxC) para las elecciones del 22 de octubre. En estos momentos, está examinando minuciosamente con su equipo político los detalles de los resultados de las primarias y preparándose para la próxima contienda general, que se celebrará en 62 días.

Las PASO han generado un escenario de equilibrio entre tres fuerzas. Resultó sorprendente que Javier Milei emergiera como el candidato más votado, con un 30% de apoyo. JxC quedó en segundo lugar con un 28,3%. Esta suma proviene del 17% obtenido por Bullrich y el 11,3% de Rodríguez Larreta. En tercer lugar, se posicionó cerca de ellos Sergio Massa, quien como ministro de Economía y candidato de Unión por la Patria (UxP) obtuvo un 21,4%, que se eleva al 27,3% si se agrega el 5,9% de Juan Grabois.

El dilema clave que surge de esta situación atípica es cómo atraerán los candidatos votos en las elecciones generales del 22 de octubre. La contienda general implica una nueva oportunidad. Es importante destacar que en las PASO participó el 69,6% del padrón electoral, lo que significa que hubo un 30% de los ciudadanos habilitados que no votaron. Esto equivale a más de 10 millones de argentinos. Sumados los votos en blanco y nulos, la cifra se eleva a 11 millones.

Bullrich buscará conquistar a una porción de los más de 10 millones de votantes habilitados que no votaron en las PASO. JxC está al tanto de que las elecciones generales históricamente atraen a más votantes que las primarias. En este sentido, su equipo está evaluando diversas hipótesis para revitalizar la campaña en los próximos días. El objetivo es consolidar el 28% obtenido en las PASO y ganar un 5% adicional de los ausentes.

En esta búsqueda, la candidata de JxC considera crucial intensificar la campaña en Buenos Aires y Santa Fe, ya que considera que estos dos distritos son fundamentales para garantizar “gobernabilidad” en caso de que llegue a la Casa Rosada el 10 de diciembre. Además, confía en poder mejorar su posición en otras provincias como Mendoza, San Juan y Jujuy.

Para dirigir esta estrategia, está Derek Hampton, el consultor político y estratega detrás de la campaña de Bullrich. Hampton es un experto en relaciones internacionales con una maestría en Political Management de la George Washington University. Tiene dos décadas de experiencia en consultoría política en varios países de América Latina. A pesar de respetar a Jaime Durán Barba, Hampton no trabajó directamente con él y en cambio, ha forjado su propio enfoque.

Hampton trabaja como consultor externo y se encarga de diseñar la estrategia y narrativa de campaña de Bullrich. Ha realizado investigaciones cualitativas y cuantitativas para comprender la opinión pública y las tendencias del electorado después de las PASO. Su labor es fundamental para definir los mensajes y enfoques que resonarán con las audiencias que Bullrich busca persuadir.

El consultor valora la comunicación política auténtica en lugar del “marketing político”, creyendo en la importancia de reflejar la personalidad y el estilo del candidato en la estrategia. Trabajando en colaboración con Bullrich, Hampton ha construido una narrativa basada en conceptos como “coraje”, “fuerza” y “convicción”. Estos significantes han dado forma a la estrategia bullrichista y han sido utilizados para segmentar los mensajes específicos a diferentes audiencias.

A pesar de los desafíos que presenta la fragmentación de la opinión pública en la era digital, Hampton se enfoca en delinear una estrategia que posicione a Bullrich de manera coherente y auténtica. Con el tiempo, Bullrich ha fortalecido su candidatura y ahora aspira a avanzar en el camino hacia la presidencia de Argentina. Su equipo se toma la campaña paso a paso, con la mira puesta en el ballotage.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *