Milei anuncia plan radical para equilibrio económico y perspectivas a largo plazo.

En una entrevista con Neura Media, el presidente electo, Javier Milei, estimó que la inflación podría persistir por un período prolongado de entre “18 y 24 meses”. Confirmó su intención de llevar a cabo un ajuste “de shock” con un enfoque en el equilibrio fiscal, asegurando que el costo de este ajuste recaerá en la “casta política” y los sectores empresariales corruptos, descartando cualquier carga para la población general.

Milei destacó que su plan de ajuste permitirá el equilibrio fiscal, generará un incremento significativo en los sueldos en dólares y prevé una disminución notable de la pobreza y la indigencia.

El mandatario electo advirtió sobre la situación económica heredada, anticipando que el 10 de diciembre expondrá la “cantidad de bombas plantadas” y el intento de evitar la hiperinflación. Afirmó que será crucial soportar “seis meses duros” como base para el renacimiento de Argentina.

En su crítica hacia la emisión monetaria, Milei enfatizó que si se detiene la emisión sin una reducción en la demanda de dinero, la inflación persistirá durante un largo plazo, comparándola con la estabilización lograda durante la convertibilidad en el gobierno de Carlos Menem.

Además, reiteró su propuesta de eliminar la obra pública y promover proyectos privados al estilo chileno debido a la falta de recursos financieros. Afirmó su compromiso con la generación de empleos de calidad y la lucha contra la inseguridad.

En relación a su enfoque en la ley y el orden, subrayó que no tolerará la extorsión o la violencia para mantener privilegios, asegurando que el orden se debe mantener a través del cumplimiento de la ley.

Milei también abordó su apoyo transversal, señalando que el mensaje de la libertad trasciende límites partidistas y sociales. Criticó las políticas asistencialistas, considerándolas generadoras de pobreza y dependencia.

Referente a su encuentro con el papa Francisco, lo describió como un intercambio en el que enfatizó su disposición a recibir al Papa como jefe de Estado e instó al líder religioso a contribuir en la pacificación entre políticos.

En cuanto a su proyecto de dolarización de la economía nacional, expresó su deseo de implementarlo en un lapso de un año, reiterando la importancia de tener en cuenta los resultados a largo plazo.

Finalmente, Milei previó unas elecciones de medio término históricas para 2025 si sus planes económicos son exitosos, vislumbrando un crecimiento económico robusto y una recuperación sustancial de los salarios, con una marcada disminución de la pobreza e indigencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *