Javier Milei cierra su campaña con entusiasmo y confianza en la victoria en primera vuelta.

En su acto de cierre de campaña en el Movistar Arena, Javier Milei mostró un alto grado de convicción en su capacidad para ganar en la primera vuelta de las elecciones del próximo domingo. Durante el evento, demostró una mezcla de energía, enojo y sonrisas, dirigiéndose como si ya fuera presidente a los miles de seguidores presentes, en su mayoría jóvenes, instándolos a unirse bajo la noción de “casta” en oposición a sus adversarios políticos.

En un giro sorprendente, Milei confió la apertura del evento a Alberto Benegas Lynch, un intelectual liberal, para añadir seriedad a sus propuestas y reforzar su credibilidad académica. Benegas Lynch, a pesar de un tono moderado en su discurso, realizó críticas contundentes al Papa y llamó a romper relaciones con el Vaticano, así como arremetió contra ciertos sectores del periodismo.

A pesar del tono de Benegas Lynch, los seguidores de Milei aguardaron con impaciencia su llegada al escenario. Milei, a quien a menudo se le apoda “El león”, se presentó con dificultades para caminar a través del área del público, rodeado de guardaespaldas.

En el escenario, Milei estuvo acompañado por su hermana Karina, su compañera de fórmula Victoria Villarruel y otros miembros destacados de su lista de candidatos nacionales, así como por los candidatos a gobernador de la provincia de Buenos Aires y jefe de gobierno porteño.

Aunque se observaron algunos elementos típicos de actos políticos tradicionales en el público, como bombos y banderas, se hizo evidente un esfuerzo por destacar la originalidad, en consonancia con la imagen de Milei como un fenómeno político innovador.

El evento se centró en la experiencia audiovisual, con música relacionada con las consignas libertarias y proyecciones de videos, incluyendo un nuevo spot de Milei como presidente. El acto estuvo marcado por un tono enérgico, en el que Milei expresó su enojo hacia empresarios, sindicalistas y políticos. No obstante, antes de comenzar su discurso, expresó gratitud a varios líderes, destacando la importancia de la unidad en su equipo.

Milei buscó transmitir la imagen de un equipo unido y reafirmó su compromiso con la dolarización y el cierre del Banco Central. También dedicó tiempo a exhortar a la audiencia a cuidar su voto.

En general, el espacio político de Milei celebró el evento con entusiasmo y confianza en un aumento en las próximas elecciones después de haber obtenido el primer lugar en las Primarias. Aunque Milei expresó la ambición de alcanzar el umbral del 40% para ganar en primera vuelta, las encuestas sugieren un escenario de balotaje. Su preferencia es enfrentar a Sergio Massa, su rival peronista, en lugar de Patricia Bullrich, cuyas ideas son más afines a las suyas.

Después del cierre de campaña y dos entrevistas televisivas, Milei se centrará en reuniones privadas con su equipo, con un enfoque particular en la fiscalización en la provincia de Buenos Aires, donde espera obtener un fuerte apoyo en las elecciones del próximo domingo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *