Importaciones con yuanes: el Gobierno ya comprometió la mitad del primer tramo de USD 5.000 millones del swap con China

La Secretaría de Comercio asegura haber autorizado SIRAs por un equivalente a unos USD 2400 millones. Los pagos comenzarán a hacerse en unos 90 días y ya empezó a correr la tasa de interés que cobrarán los chinos

El esquema de pago de importaciones desde China con yuanes aceleró en las últimas semanas y el Gobierno ya autorizó operaciones por un monto equivalente a la mitad del primer tramo del swap acordado con ese país, y que fue extendido la semana pasada tras un acuerdo entre el Banco Central y el Banco Popular chino.

De acuerdo a las últimas cifras de la Secretaría de Comercio, los trámites de SIRAs autorizados para las empresas que buscan importar pagando con moneda china superó un monto equivalente a USD 2400 millones.

El Gobierno ofreció como zanahoria a los importadores, para tentarlos con la posibilidad de pagar esas compras con renmimbí, que los plazos a los que se aprueba el acceso a divisas a precio oficial es más corto, ya que mientras aquellas operaciones que se hacen con dólares norteamericanos tienen en promedio una distancia de 180 días desde que se aprueba hasta que el importador tiene efectivamente acceso a las divisas, en el caso del pago con yuanes es de 90 días, y según aseguran en el Poder Ejecutivo, plazos menores para las pymes.

De acuerdo a las últimas cifras de la Secretaría de Comercio, los trámites de SIRAs autorizados para las empresas que buscan importar pagando con moneda china superó un monto equivalente a USD 2400 millones

De esta forma, si bien se trata de autorizaciones que se irán activando a medida que se cumplan esos plazos de espera, el Gobierno ya comprometió ante los importadores la mitad del primer tramo de intercambio de monedas con el Banco Popular chino, que era por un monto equivalente a USD 5.000 millones.

La aceleración en el uso de esa herramienta para el pago de compras al exterior y la marcada escasez de divisas forzaron al Banco Central a buscar una ampliación -dentro de los límites del monto vigente de swap, superior a los USD 18.000 millones– de la utilización para el comercio exterior. Ese fue uno de los principales objetivos de la misión del equipo económico la semana pasada en China, que terminó con un consenso para sumar otros USD 5.000 millones con ese fin.

De acuerdo a datos del Indec, en lo que va del año las importaciones mensuales desde China estuvieron en un rango de entre 920 y 1.100 millones de dólares. Un primer objetivo planteado en el Ministerio de Economía había sido poder pagar entre 700 y 800 millones de dólares de esas importaciones directamente con moneda china. Fuentes del equipo económico aseguraron que con una activación completa del swap, podrían llegar a financiar la totalidad o casi todo el flujo de importaciones desde China directamente con yuanes.

}

La activación del swap implica que comenzó a correr el costo que tiene ese financiamiento, que no fue informado por el Gobierno nacional de manera oficial al argumentar razones de confidencialidad. La operación de monedas no es un mero intercambio sino que, a fin de cuentas, se trata de un préstamo que paga un interés. En el mercado se estima que tiene un costo equivalente a la tasa Shibor -la tasa de interés de referencia china- más unos 4 puntos porcentuales más, lo que representaría un 6 o 7% anual en dólares.

Según datos oficiales, hay algunos sectores que tienen especial preponderancia en el comercio externo con China y que comenzaron a buscar el mecanismo para pagar sus compras de insumos con yuanes. Cerca de una tercera parte de las solicitudes autorizadas pertenecen al sector de electrónica, que tiene en Tierra del Fuego un polo industrial y que importa desde Asia sus principales insumos.

Algunos sectores utilizan más el mecanismo para pagar sus compras de insumos con yuanes. Cerca de una tercera parte de las solicitudes autorizadas pertenecen al sector de electrónica

Con datos desagregados hasta fines de mayo, el sector electrónico concentró un equivalente a USD 762 millones de autorizaciones de pago de importaciones en yuanes, seguido de equipo eléctrico (USD 304 millones), maquinaria de uso general (USD 222 millones) y productos químicos (USD 201 millones).

Hay cuatro pasos en la operatoria. En primer lugar, el importador da la orden de compra de yuanes al banco comercial local con el que trabaja. Esa entidad ingresa el pedido en la rueda del Mercado Abierto Electrónico de Cambios, luego se acreditan en el corresponsal indicado por el banco y, por último, la entidad los transfiere al proveedor.

“El sistema de pago con yuanes contribuye a objetivos más integrales, como son la administración prudencial de reservas internacionales, así como facilitar la producción nacional, el empleo y las exportaciones, y preservar las condiciones de crecimiento y estabilidad financiera de la Argentina”, aseguró el presidente del BCRA, Miguel Pesce.

argentina banco central Boca Bullrich CABA Campaña Carlos Melconian Copa de la Liga Copa Libertadores Dólar Economía elecciones En vivo FMI futbol Ganancias gobierno Independiente Inter Javier Milei Juntos por el Cambio JxC La Libertad Avanza larreta Lionel Messi massa Mauricio Macri Medidas messi Miami milei mundial Octubre Patricia Bullrich PRO Proyecto psg Racing Resultados river Santa Fe Schiaretti Sergio Massa Unión por la Patria Washington

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *