Gran multitud se manifestó para reclamar justicia en nombre de las 85 víctimas mortales del atentado contra la AMIA.

Bajo el lema “Justicia ausente. Digamos presente”, una gran cantidad de personas se congregó esta mañana frente a Pasteur 633 para pedir el fin de la impunidad constante en el caso AMIA y honrar a las 85 víctimas fatales del ataque terrorista ocurrido hace 29 años.

El presidente de AMIA, Amos Linetzky, expresó durante su discurso: “La sensación de impotencia y desamparo, así como el dolor, no es igual al de aquel 18 de julio de 1994. La herida se hace cada vez más grande, se profundiza con cada día que pasa sin justicia. Han transcurrido más de 10.500 días. ¿Hasta cuándo se puede soportar la impunidad? Mientras no haya justicia, las 85 víctimas del atentado siguen siendo asesinadas todos los días.”

Asimismo, añadió: “Ya han pasado varios años en los que formulamos la misma pregunta, pero nunca obtenemos una respuesta seria: ¿Cuánto tiempo ha pasado desde que la Fiscalía especial a cargo de los doctores Basso y Miranda no muestra avances reales y concretos en la investigación? ¿Hay alguna información nueva y relevante que ayude a esclarecer definitivamente el atentado?”

Al sonar de manera conmovedora la sirena, el Acto Central dio inicio puntualmente a las 9:53, precisamente la misma hora en que el coche bomba impactó y detonó frente al edificio de la AMIA.

La ceremonia conmemorativa fue dirigida por Lalo Mir y contó con la participación conjunta de AMIA, DAIA y Familiares de las Víctimas.

Después de guardar un minuto de silencio en memoria de cada una de las personas fallecidas, subieron al escenario Denisse, hija de Carlos Hilú; Johanna, sobrina de Claudio Ubfal; Ariela, hermana de Marta Treibman, y Patricia, hija de Buby Mirochnik, quienes encendieron velas y colocaron rosas como un emotivo tributo.

Fabiola, sobrina de David Barriga; Hugo, hijo de Hugo Norberto Basiglio; Marcelo, hermano de Silvana Alguea de Rodríguez; y Efrat, sobrina de Susy Wolynski de Kreiman, fueron los encargados de leer los nombres de cada una de las 85 víctimas mortales.

Durante el Acto Central, Jairo y su hijo Yaco conmovieron a todos los asistentes con su presentación artística. Juntos interpretaron “Como la cigarra”, la famosa canción de María Elena Walsh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *