Gabriela Cerruti acusada por el fiscal Marijuan de no haber denunciado y de haber incitado a la violencia tras a los saqueos.

El fiscal Guillermo Marijuan presentó cargos contra Gabriela Cerruti por omisión de denuncia e incitación a la violencia en relación a los episodios de saqueos. Según la investigación dirigida por Marijuan, Cerruti, en su papel de vocera presidencial, poseía información sobre el origen de los saqueos y no cumplió con el deber de denunciarlo, una obligación que recae sobre funcionarios públicos. Además, se alega que Cerruti mencionó a Javier Milei como responsable de los ataques sin presentar pruebas que respalden esta afirmación.

El fiscal también solicitó al presidente Alberto Fernández y a los gobernadores que proporcionen los informes de inteligencia relacionados con los incidentes. La denuncia contra Cerruti fue presentada por Nahuel Sotelo y Francisco Oneto de la Libertad Avanza.

La jueza a cargo del caso es María Eugenia Capuchetti, quien temporalmente supervisa el juzgado federal 9. El foco de la investigación está en las expresiones de Cerruti, ya que no se ha denunciado el hecho de los saqueos ni se han presentado pruebas que sustenten esa acusación.

La Fundación por la Paz y el Cambio Climático, dirigida por Fernando Miguez, también presentó denuncias contra Cerruti, acusándola de falsa denuncia y omisión al deber de seguridad por negligencia. Cerruti había negado la existencia de saqueos y atribuyó su difusión a cuentas ligadas a Javier Milei y Patricia Bullrich. Esta denuncia fue remitida al juzgado a cargo de Marcelo Martínez De Giorgi y se espera que se unifique con la investigación principal.

Cerruti había afirmado que las cuentas vinculadas a La Libertad Avanza y a grupos de Patricia Bullrich contribuyeron a crear un ambiente de agitación en las redes sociales relacionado con los saqueos. Argumentó que Milei había pronosticado los saqueos antes de que ocurrieran, lo que sugiere su posible involucramiento. Sin embargo, Cerruti también enfatizó que tanto ella como los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández y Sergio Berni, coinciden en que hubo una mano organizadora detrás de los saqueos, insinuando una responsabilidad conjunta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *