Alquileres en Buenos Aires aumentan entre 4.5% y 11.1% en octubre.

Según un estudio realizado por el Centro de Estudios Económicos y Sociales Scalabrini Ortiz (CESO), los precios de los alquileres de departamentos en la ciudad de Buenos Aires experimentaron aumentos mensuales de entre 4.5% y 11.1% en octubre, dependiendo de la ubicación y la cantidad de ambientes. Este incremento fue menos pronunciado que el registrado en septiembre, cuando los alquileres subieron un 21.4% para monoambientes, un 29.4% para departamentos de dos ambientes y un 12.5% para unidades de tres ambientes.

El informe también destaca que durante los últimos doce meses, los alquileres en la ciudad han aumentado en un 205.1% para los monoambientes, un 233.3% para los departamentos de dos ambientes y un 215.8% para los de tres ambientes. Estos incrementos superan significativamente la tasa de inflación interanual, que alcanzó el 138.3% hasta septiembre, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En términos de valores promedio, los monoambientes se ofrecen a un precio medio de $180,000, mientras que los departamentos de dos ambientes tienen una mediana de $230,000 y los de tres ambientes alcanzan los $300,000. Esto significa que el Salario Mínimo Vital y Móvil de $132,000 en octubre cubre el 73.33% de un alquiler, una cobertura ligeramente superior a la registrada en el mes anterior.

El estudio también revela que los valores mencionados no incluyen las expensas, que en promedio representan el 10.9% del costo del alquiler. Además, el informe señala que, en cada categoría, los precios pueden variar en función de características específicas, como la antigüedad del inmueble o si cuenta con cochera, así como su entorno, como infraestructura y disponibilidad de transporte.

El Índice para Contratos de Locación, que regula la actualización de los alquileres dentro de contratos vigentes, mostró un incremento interanual del 115.3% al comienzo de octubre, siendo 23 puntos porcentuales menos que la inflación y 20.5 puntos menos que la evolución del dólar oficial. En resumen, los altos precios de los alquileres en Buenos Aires están haciendo que gran parte de la población no pueda alquilar siquiera un monoambiente promedio, forzándolos hacia zonas con menor infraestructura y servicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *