Agustín Rossi en Diputados: “No va a ser necesaria una devaluación brusca, como quieren algunos”

Mientras la mayoría de la Cámara baja seguía el minuto a minuto del cierre de alianzas, el ministro coordinador y precandidato presidencial hizo su defensa de la gestión de Gobierno. Resaltó el crecimiento del empleo y afirmó que a partir del año próximo habrá suficiente cantidad de reservas como para evitar una fuerte depreciación de la moneda. “Si lo hacen, como dicen algunos que quieren ser gobierno, van a duplicar la pobreza”, disparó. También se defendió de las acusaciones opositoras por el manejo de la inflación. 

Menos de 24 horas antes del cierre de alianzas, el jefe de Gabinete y precandidato presidencial del Frente de Todos, Agustín Rossi, visitó la Cámara de Diputados para exponer su informe sobre el rumbo de la gestión. Mientras gran parte del recinto estaba ensimismado en las definiciones de la inscripción de frentes, el “Chivo” Rossi destacó la política de empleo del gobierno nacional y la construcción del gasoducto Néstor Kirchner, rechazó una devaluación, se manifestó “optimista” respecto del futuro del país y, entre cruces con la oposición, reconoció que “la política de precios y la de ingresos están en el debe de la gestión de nuestro gobierno”.

Agustín Rossi arribó al Congreso pasadas las 11.30 y estuvo reunido durante media hora en la oficina de la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, junto al jefe de bloque oficialista, Germán Martínez, y la dirigenta de La Cámpora Paula Penacca. A pocas horas del cierre de alianzas, la Cámara de Diputados estaba sumida en el seguimiento, minuto a minuto, de las últimas negociaciones. Por los pasillos se veía pasar a dirigentes y diputades yendo de una oficina a la otra. Cerca de las 17 se lo vio al ministro de Economía Sergio Massa pasando, apurado, por Pasos Perdidos a visitar a Moreau luego de haberse reunido, en el Senado, con Cristina Fernández de Kirchner. A unos metros, un halcón del PRO le recriminaba, irónico, a un diputado oficialista: “Me acaban de meter una comisión mañana, ¿en dónde viven?”. “Ahí te das cuenta que no pinchamos ni cortamos en las definiciones”, le respondió, entre risas, el dirigente del FdT.

Dentro del recinto, sin embargo, el jefe de Gabinete encaraba su tercer informe de gestión. Comenzó con una exposición de 50 minutos en la que, sin revisar un solo papel, se dedicó a destacar algunas de las políticas de empleo, Infraestructura, Ciencia y Defensa del gobierno de Alberto Fernández. Ante cada cifra, no perdía la oportunidad de comparar la situación con la del gobierno de Mauricio Macri. “El empleo privado lleva 32 meses de crecimiento. El último mes creció 0,3 por ciento, lo que significa que 19 mil personas consiguieron trabajo durante marzo”, comenzó y destacó que, así, se había logrado “recuperar lo que se perdió durante el gobierno de Macri y la pandemia”. Lo mismo con las licencias por discapacidad: “Entregamos la pensión número 300 mil. Durante los cuatro años de gestión de Macri estuvieron frenadas 150 mil solicitudes. Esas son las lógicas que se producen cuando le dan a un funcionario el Excel para manejar”, chicaneó.

“El año que viene las reservas van a ser ciertamente mucho más favorables que las que tenemos ahora”, resaltó, adelantando que la construcción del gasoducto Néstor Kirchner permitiría ahorrar dos mil millones de dólares en exportaciones a fin de año. Y, ya en tono más electoral, agregó: “Descreo de aquellos que dicen que si ganan las elecciones lo que tienen que hacer es una devaluación brusca para duplicar la inflación, duplicar la pobreza, duplicar la indigencia. No va a ser necesario, porque las condiciones estructurales de la economía son claramente favorables para los años siguientes”.

Los cruces con la oposición

Luego fue tiempo de las preguntas y, con ellas, los primeros cruces. “¿Van a continuar con esta política de que los ingresos trabajadores sigan bajo la linea de pobreza?”, ironizó Romina del Plá (PO), en cuya banca tenía un cartel que decía “Abajo de la criminalización de la protesta”, en línea con la reforma de la Constitución en Jujuy. “Soy consciente de que, si bien generamos puestos de trabajo, no muchos tienen el poder adquisitivo que merecerían para salir de la linea de pobreza. Estoy tratando de rescatar las políticas públicas en las que el gobierno ha sido efectivo, pero no dejo de reconocer que la política de precios y la de ingresos están en el debe de la gestión de nuestro gobierno”, reconoció Rossi. Aunque matizó: “No están las condiciones para que esto sea un 2001, porque hay una red de contención enorme a lo largo y ancho del país, o para que haya hiperinflación”. Frente a las preguntas de les diputades socialistas santafesinos –Mónica Fein y Enrique Estévez–, el ex candidato a gobernador santafesino respondió cambiando el tono: “¿12 años gobernaron la provincia y siguen gobernando la ciudad de Rosario, ¿ustedes no tienen ninguna responsabilidad?”.

El tono fue subiendo cuando fue momento de las intervenciones de Juntos por el Cambio, que por esos momentos también estaban terminando de sellar las alianzas para el miércoles. “No va a haber sorpresas”, afirmaban, casi con bronca, dirigentes del PRO y el radicalismo que respaldaban la incorporación de Juan Schiaretti al frente. En el recinto, mientras tanto, les diputades de la oposición aprovechaban para despachar contra el Gobierno nacional, por un lado, y chicanear a Rossi por su precandidatura, por el otro. “Me asombró el optimismo de Rossi”, sostuvo el presidente del bloque radical, Mario Negri, e, irónico, apuntó contra Massa: “Resulta que el mejor candidato del gobierno es el ministro con la inflación más alta, ¿si la clavan en 200 por ciento entonces ganan en primera vuelta?”. “No toquen más nada, no inventen más nada, en diciembre se van”, sumó el titular del bloque PRO, Cristian Ritondo, que cerró la semana pasada para ser cabeza de lista de diputados de Patricia Bullrich en Provincia de Buenos Aires. 

“No nos entregaron Disneylandia. Nos entregaron un país con el 55 por ciento de inflación, con una desocupación del 10 por ciento, con tres años de recesión sobre cuatro de gobierno y con un endeudamiento con el FMI que la Argentina nunca había tenido. Entonces voy a ponerlo al revés. Sin sequía, sin guerra y sin pandemia: todo eso lo hicieron en cuatro años de gestión”, les respondió Rossi, y volvió a cuestionar a la oposición por presionar una devaluación: “Sólo va a tener más inflación y pobreza”. De paso, tiro una definición electoral: “Todo indica que va a ser elección pareja, pongan la olla antes che, ya se están comiendo el postre”.

El cierre estuvo a cargo de Germán Martínez, quien también supo ser mano derecha de Rossi cuando este fue, durante años, jefe de bloque del kirchnerismo en la Cámara baja. “No vaya a ser que detrás del ocultamiento del lawfare, detrás de esta oda a la devaluación, detrás de esta descalificación del vínculo bilateral con China, de este llamado a un pesimismo colectivo, no vaya a ser que detrás de todo esto se escondan los que siempre se escondieron en la Argentina y llevaron a nuestro país al peor de los infiernos”, cerró.

argentina banco central Boca Bullrich CABA Campaña Carlos Melconian Copa de la Liga Copa Libertadores Dólar Economía elecciones En vivo FMI futbol Ganancias gobierno Independiente Inter Javier Milei Juntos por el Cambio JxC La Libertad Avanza larreta Lionel Messi massa Mauricio Macri Medidas messi Miami milei mundial Octubre Patricia Bullrich PRO Proyecto psg Racing Resultados river Santa Fe Schiaretti Sergio Massa Unión por la Patria Washington

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *