Comentarios recientes
    RADIO

    Coronavirus: ¿Cuántas vacunas recibirá Argentina?

    Escrito por jefe | Fecha: 05/02/2021 | Tags: Interés General, Portada

    Argentina negoció la llegada en febrero de un extra de 580 mil dosis de AstraZeneca/Oxford, y 580 mil más en marzo, que provendrán del Serum Institute de la India. El contrato ya fue firmado, comenzarían a llegar a partir de la próxima semana y la información fue suministrada por el propio Laboratorio. Esta partida es adicional a […]

    Argentina negoció la llegada en febrero de un extra de 580 mil dosis de AstraZeneca/Oxford, y 580 mil más en marzo, que provendrán del Serum Institute de la India. El contrato ya fue firmado, comenzarían a llegar a partir de la próxima semana y la información fue suministrada por el propio Laboratorio. Esta partida es adicional a la que la empresa biotecnológica se comprometió a enviar a partir de marzo (22.4 millones de dosis) y a la que llegarán por parte del mecanismo Covax.

    La plataforma Covax de la OMS (que garantiza el reparto equitativo de vacunas a nivel mundial) este miércoles informó que hasta junio prevén repartir 337 millones de dosis entre 145 países. Según confirmaron la Coalición para la Innovación en la Preparación ante la Epidemia (CEPI), la Alianza para las Vacunas Gavi, la Organización Mundial de la Salud y UNICEF, la distribución de 240 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca/Oxford será producida por el Serum Institute, y esa cifra deberán sumarse 97 millones más que se entregarán en virtud del acuerdo de compra anticipada entre Gavi y AstraZeneca para el primer y segundo trimestre de 2021.

    Argentina recibirá 2.2 millones y 9 millones en total durante el primer semestre. El mecanismo Covax creado por la Organización Mundial de la Salud también prevé la entrega de dosis de otras compañías, ya que posee una cartera diversificada. De hecho, el escrito anticipa que 1,2 millones de dosis de la fórmula Pfizer y BioNTech estarán disponibles en el primer trimestre de 2021, aunque “sujeto a la finalización de acuerdos adicionales”. En este caso, en base al examen de diferentes criterios –como tasas de mortalidad, la cantidad de dosis disponibles y la factibilidad para su uso inmediato– en Latinoamérica las recibirán Bolivia, Colombia, El Salvador y Perú. En total, estas cuatro naciones se harán acreedoras de 377.910 dosis, casi un tercio del total.

    Por su parte, el laboratorio argentino mAbxience ya envió el segundo lote de sustancia activa equivalente a seis millones de dosis y se encuentra produciendo el cuarto. El Laboratorio Liomont es quien, desde México, la empaqueta y la distribuirá a partir de marzo y abril por todas las naciones latinoamericanas con excepción de Brasil. La empresa biotecnológica mexicana está levemente atrasada en su parte del proceso por la dificultad que supone acceder a insumos críticos para la producción. Sin embargo, la buena noticia es que el tema ya está por resolverse y la fabricación, en breve, adquirirá su ritmo normal. Argentina comenzará a recibir sus dosis entre marzo y abril. Vale recordar, según lo había informado Alberto Fernández meses atrás, se había pactado la llegada de 22.4 millones de dosis.

    También se espera que en los próximos días pueda cerrarse un acuerdo con empresas locales para realizar el proceso de transferencia tecnológica y que la Sputnik V pueda ser producida en laboratorios domésticos. Dicho procedimiento es complejo porque depende de las capacidades instaladas y, aunque Argentina ha demostrado contar con infraestructura y recursos humanos de excelencia para ello (el laboratorio mAbxience es prueba fehaciente), instalar una planta demoraría un tiempo. Podría funcionar como un plan a largo plazo, ya que cuesta iniciar el escalado de la producción pero cuando se logra, como afirmó la Secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, se pone en marcha “un círculo virtuoso”.

    El conflicto que en el presente supone la disponibilidad de la vacuna podría revertirse en poco tiempo. Luego, cuando las farmacéuticas comiencen a producir a buen ritmo, el desafío será nuevamente logístico. Los actores más optimistas aseguran que vacunas habrá y el problema radicará en la inoculación a escala. Para ese momento, las provincias deberán estar preparadas para inmunizar a la mayor cantidad de gente en el menor tiempo posible. Será vital que buena parte de la población acepte vacunarse, porque esa será la única manera de lograr el efecto rebaño. Se estima que cuando el 70% de la población esté inmunizada será posible cortar la propagación del Sars CoV-2 y volver –si es el anhelo generalizado– a “la vieja normalidad”.