Movimientos populares exigen un “blindaje social” por la crisis económica

Escrito por Cadena Uno | Fecha: 13/08/2019 | Tags: Interés General, Política

Hoy se junta el triunvirato de los Cayetanos (CTEP, Barrios de Pie y la CCC) y también habrá un encuentro del Frente Darío Santillán. Otras organizaciones más chicas ya llamaron a una protesta en el Obelisco, para este jueves. Los dirigentes de los movimientos sociales pedirán al gobierno que refuerce el envío de alimentos de […]

Hoy se junta el triunvirato de los Cayetanos (CTEP, Barrios de Pie y la CCC) y también habrá un encuentro del Frente Darío Santillán. Otras organizaciones más chicas ya llamaron a una protesta en el Obelisco, para este jueves.

Los dirigentes de los movimientos sociales pedirán al gobierno que refuerce el envío de alimentos de los comedores y merenderos por la suba del dólar. Es porque con la devaluación volverá a subir el costo de la canasta básica, por lo que el panorama para los meses que vienen es de un agravamiento de la pobreza. “El gobierno tiene que tomar medidas para resguardar a los sectores populares, porque va a haber más dificultades en la mesa de las familias. Tiene la responsabilidad de gobernar hasta diciembre, y su prioridad deberían ser los sectores más humildes. Sin un blindaje social, la devaluación se va a llevar puesta a cientos de miles”, advirtió Daniel Menéndez, de Barrios de Pie.

En las organizaciones hay encuentros para analizar  la situación y definir los pasos a seguir. Ya hay un grupo de movimientos que, encabezados por el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y más ligados a la izquierda, anunciaron que el jueves harán ollas populares en el obelisco para marchar luego a la Plaza de Mayo. Por otra parte, hoy se junta el triunvirato de los Cayetanos (CTEP, Barrios de Pie y la CCC) y también habrá un encuentro del Frente Darío Santillán. Los militantes sociales se ven venir que habrá una mayor demanda en los comedores y merenderos, que hoy ya están muy complicados por la suma de emergencias. 

“Sabemos que estamos ante unos meses difíciles. Ya antes de las elecciones a nosotros nos recortaron mucho en nuestros comedores y merenderos. Lo interpretamos como una muestra de lo que podía pasar después de las elecciones. Desde el lunes estamos siguiendo lo que pasa con el dólar y algunas compañeras que fueron al supermercado ya vieron góndolas vacías”, dijo Dina Sánchez, del Frente Darío Santillán, desde una de las cooperativas textiles que la organización tiene en Avellaneda.

“Los comedores son hoy una cosa central porque si no comemos en el comedor, la plata no alcanza. Muchos alquilamos y como todo el mundo necesitamos pagar el gas y la luz. El comedor es por eso claramente una ayuda, una gran ayuda, pero a diario se suma más gente . Para nosotros es muy preocupante la suba del dólar no por la compra de dólares, porque no podemos comprar dólares, pero sí vamos a los mercados a comprar leche y pan”.

Gildo Onorato, de la CTEP, señaló la relación directa de la suba del dólar con un menor movimiento en los comercios y de los trabajos informales. “Hubo un empobrecimiento del 25 por ciento en cuestión de horas, y eso habla de la irresponsabilidad de los que están a cargo de la economía”. El consultado contó que mañana también tiene previsto reunirse la conducción del Movimiento Evita, y el jueves la CTEP. “Los próximos meses van a ser muy cuesta arriba en términos económicos. Hay una fragilidad económica generada por la gestión de este gobierno que ahora se agrava con un vacío de poder”.

Junto con el refuerzo de las partidas alimentarias, en los movimientos señalan sobre la situación especialmente vulnerable que atraviesan los jubilados que cobran la mínima y los pensionados, otro sector que ha debido volcarse a los comedores populares.

También hay incertidumbre sobre la continuidad de 400 mil beneficiarios del salario social complementario, el programa con el que Cambiemos reemplazó los planes de empleo del gobierno kirchnerista. Es que su pago depende de un presupuesto que depende de la ley de emergencia social, que fue aprobada a fines de 2016, por un período de tres años. Las organizaciones vienen denunciando que mes la Anses da de bajas parte de los planes, con el argumento de que falta alguna documentación. “Las compañeras a las que dejaron de depositar el salario social tuvieron que sacar los préstamos que da el propio Anses para pagar el alquiler o las cuentas. Tenemos muchas endeudadas”, señaló Dina Sánchez. “Es impresionante cómo con este gobierno los derechos se han vuelto mercancías”. 

La jornada de protesta del jueves fue convocada por el FOL con centro en el Obelisco, a partir del mediodía. “Atravesamos una situación que nos remonta al 2001, donde los merenderos y comedores populares se llenan todos los días con más y más familias enteras buscando un plato de comida, con un crecimiento cuantitativo de las organizaciones sociales debido a la creciente desocupación, con un gobierno que niega su responsabilidad, no acepta la realidad y no quiere modificar un milímetro su política”, plantearon en su convocatoria, en la llamaron “a todas las organizaciones sociales, sindicales y políticas a salir a la calle en la más amplia unidad de los sectores”.