El Vaticano pide perdón a las víctimas de abuso sexual en el instituto Próvolo

Escrito por Cadena Uno | Fecha: 28/11/2019 | Tags: Interés General, Justicia, Política

El Vaticano pidió este miércoles “perdón por los pecados propios y ajenos” en relación a las violaciones cometidas por los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, del Instituto Próvolo, de Mendoza, quienes fueron sentenciados a 45 y 42 años de cárcel, respectivamente. También negó haber encubierto el caso. El Vaticano pidió este miércoles “perdón” por los delitos sexuales cometidos por dos religiosos, un caso que conmovió […]

El Vaticano pidió este miércoles “perdón por los pecados propios y ajenos” en relación a las violaciones cometidas por los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, del Instituto Próvolo, de Mendoza, quienes fueron sentenciados a 45 y 42 años de cárcel, respectivamente. También negó haber encubierto el caso.

El Vaticano pidió este miércoles “perdón” por los delitos sexuales cometidos por dos religiosos, un caso que conmovió al país y que terminó con penas de más de 40 años de prisión para los dos hombres, que durante años sometieron a todo tipo de abusos a niños y adolescentes sordos y sordomudos.

“Pedimos perdón por los pecados propios y ajenos”, dijo la sede de la Iglesia católica en un comunicado reproducido por la prensa argentina ya pasada la medianoche de Europa. “La conciencia de pecado nos ayuda a reconocer los errores, los delitos y las heridas generadas en el pasado y nos permite abrirnos y comprometernos más con el presente en un camino de renovada conversión”, añade el texto firmado por el obispo argentino Alberto Bochatey, a cargo en el Vaticano del seguimiento del tema.

“El dolor de las víctimas y sus familias es también nuestro dolor, por eso urge reafirmar, una vez más, nuestro compromiso para garantizar la protección de los menores y de los adultos en situación de vulnerabilidad”, se explicó en el texto.

“Respetamos la decisión judicial de Mendoza y esperamos que traiga paz a las víctimas que han sufrido tanto, y también algo de alivio en medio de tanto dolor y de tantas heridas”, siguió.

Sobre el proceso en cuestión, el prelado explicó que “la Santa Sede, conocidas las denuncias, nombró en mayo de 2017 a dos expertos para comenzar la investigación eclesiástica. La tarea de la investigación es tratar de discernir si las denuncias son verosímiles o no, y tener cierta certeza moral de que los hechos pudieran haber sucedido. En ese momento no había ninguna denuncia en ninguno de los diferentes ámbitos de la Iglesia, lo que hacía muy difícil poder iniciar las investigaciones”.

El pasado lunes, en un fallo histórico, la Justicia de Argentina condenó a los curas Corbacho, Corradi y al exjardinero Armando Gómez por haber abusado sexualmente, entre 2005 y 2016, de una veintena de menores hipoacúsicos en el Instituto Próvolo, un internado religioso ubicado en la provincia de Mendoza, a 1.000 kilómetros al oeste de Buenos Aires.